Para los que me preguntáis, llevo adelgazado 7 kilos desde el pasado Junio. Pero no es éso lo que me ocupa hoy. A punto de clausurarse la temporada veraniega, quiero haceros partícipes de una joya gastronómica que he descubierto. En Hondarribia, también conocida como Fuenterrabía, tenéis el placer de disfrutar de una preciosa villa marinera en la costa vasca, y de regocijaros con unos pintxos de los que ya se ha hecho eco el mismísmo New York Times, que recientemente publicó un artículo al respecto de lo más halagador.

En la misma página a la que os remito, ví que además uno de los cocineros locales más sobresalientes (Bixente Muñoz) ofrecía un menú del día por 20 euros para quitarse el sombrero. Coincidiendo que estas pasadas vacaciones anduvimos por allí, hicimos una visita y nos hospedamos en el apacible Hotel Río Bidasoa, con lo que pudimos probar el increíble menú que ofrecen en dicho restaurante (Sugarri), que se halla en el mismo hotel. La experiencia culinaria fue memorable, para repetir.

Y lo mejor, he vuelto de vacaciones y no he engordado más que sunos someros 200 gramitos de nada, y todo líquido, porque he perdido grasa, jejeje…