Controlando un ejercicio saludable.

1 abril 2009

Otro juguete que me he procurado en este sinfín de preparativos (no sé si esto es ser concienzudo o, simplemente, un procrastinador 😉 ) es un invento bien gracioso Made in Finland. Se trata de un pulsómetro de muñeca de la casa Polar, que es, según me recomiendan, de lo mejorcito en estos casos.

El modelo es el F7, y creo que es justo decir que es de gama media. Cuenta pulsaciones en el instante, calorías y establece zonas de esfuerzo dentro de las cuales debes permanecer para asegurarte de que el ejercicio que haces es saludable, y no es hacer el burro hasta ver cuándo te revienta “la patata”. Pulsímetro Polar

Recomendable para cualquier deportista, te ayuda a planear, desempeñar y medir tu rendimiento, e incluso en esa pequeña pantallita es capaz de darte un gráfico de barras comparando el ejercicio de los diferentes días de la semana. Además del reloj, se debe llevar puesta una banda elástica en el torso, justo bajo los pectorales (más o menos donde queda el corazón), que es la que mediante señal de radio comunica al reloj las mediciones que registra.

Por si te pasas de efusivo, tiene alarmas sonoras para avisarte de que estás forzando tu maquinaria, con lo que deberías bajar de ritmo. Además, aunque aún no he conseguido que me funcione, supuestamente puedes enviar los datos de entrenamiento y almacenarlos en tu ordenador, gracias a un software que te tienes que bajar de la web de Polar y de la “magia” del reloj cuando lo acercas al micrófono de tu ordenador.

Para cuando no entrenas, te sirve de reloj, alarma, calendario y cronómetro. Todo por algo más de 60 euros en el caso del F7, que compré en una “semana fantástica” de ciertos grandes almacenes ;-).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: